Mi?rcoles, 12 de agosto de 2009

ACE MUCHOS AÑOS Humboldt observó que si hubo
una transición de animal a hombre, esta transición tuvo
lugar con la adquisición del habla.1 Pero añadió, con un
profundo criterio, que para poder hablar, el hombre ya tenía que
ser humano. Así, el problema de explicar el origen del habla se
le aparecía como irresoluble. Y aparte de la revelación, lo sigue
siendo.
Debido a la influencia de las teorías de Darwin, por un
tiempo pareció innecesario poner en tela de juicio que el habla
humana hubiera derivado de gritos de animales. Esencialmente
las dos cosas eran lo mismo; se trataba solo de una cuestión del
grado de complejidad. Siguiendo en los pasos de los primeros
antropólogos sociales, que estaban ordenando las diversas
culturas primitivas en una secuencia de más simple a más
compleja, con lo que se ilustraba la supuesta ascensión del
hombre al Parnaso, los que filosofaban sobre el lenguaje daban
por supuesto que los extraños gruñidos, chasquidos y muecas de
los «salvajes» más inferiores constituían evidencia de que el
habla, como todo lo demás, había evolucionado mediante pasos
apenas perceptibles de lo simple a lo complejo.Leer mas

Tags: evolucion, creacion

Publicado por luismquiros @ 19:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios