Viernes, 09 de octubre de 2009
PARTE UNO: INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA


CAPÍTULO UNO

INTRODUCIENDO LA BIBLIA


OBJETIVOS:

Al concluir este capítulo usted será capaz de:

n Escribir el Versículo Llave de memoria.
n Definir la palabra "Biblia".
n Definir la palabra "Escritura".
n Explicar el origen de la Biblia.
n Identificar los propósitos principales de la Biblia.
n Identificar los Antiguo y Nuevo Testamentos como las dos divisiones principales de la Biblia.
n Nombrar las cuatro divisiones de los libros del Antiguo Testamento.
n Nombrar las cuatro divisiones de los libros del Nuevo Testamento.
n Explicar lo qué significa "la unidad y diversidad" de la Biblia.
n Identificar la persona sobre quien la revelación de ambos los testamentos está centrada.

VERSÍCULOS LLAVES:

“En mi primera defensa nadie estuvo de mi parte. Más bien, todos me desampararon. No se les tome en cuenta. Pero el Señor sí estuvo conmigo y me dio fuerzas para que por medio de mí fuese cumplida la predicación, y que todos los gentiles escucharan. Y fui librado de la boca del león” (2 Timoteo 4:16-17).



INTRODUCCIÓN

Este capítulo introduce la Biblia que es la Palabra escrita del verdadero Dios. La palabra "Biblia" significa "libros." La Biblia es un volumen que consiste en 66 libros separados.

La palabra "Escritura" también se usa para referirse a la Palabra de Dios. Esta palabra viene de una palabra latina que significa "escrito." Cuando la palabra "Escritura" se usa con "E" mayúsculo significa “los escritos sagrados” o las Sagradas Escrituras del verdadero Dios.

La palabra "Biblia" no se usa en la Escritura. Es una palabra escogida por los hombres como un título para la Palabra de Dios.


EL ORIGEN DE LA BIBLIA

La Biblia es la Palabra escrita de Dios. Él inspiró las palabras en la Biblia y usó a aproximadamente 40 hombres diferentes para escribir Sus palabras. Estos hombres escribieron por un periodo de 1500 años. La concordancia perfecta entre estos escritores es una prueba de que ellos fueron todos guiados por solamente un autor. Ese autor fue Dios.

Algunos de los escritores escribieron exactamente lo que Dios dijo:

"Toma un rollo de pergamino y escribe en él todas las palabras que te he hablado contra Israel, contra Judá y contra todas las naciones, desde el día que comencé a hablarte, en los días de Josías, hasta el día de hoy” (Jeremías 36:2).

Otros escritores escribieron lo que ellos experimentaron de lo que Dios reveló acerca del futuro:

“Así que, escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de éstas” (Apocalipsis 1:19).

Todos los escritores escribieron bajo la inspiración de Dios las palabras de Su mensaje para nosotros.

EL PROPÓSITO DE LA BIBLIA

La propia Biblia registra su propósito principal:

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para la enseñanza, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente capacitado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16-17).

Las Escrituras deben ser usadas para enseñar la doctrina, reprobar y corregir del mal, y para enseñar la rectitud. Ellas le ayudarán a vivir correctamente y lo equiparán para trabajar para Dios.

LAS DIVISIONES MAYORES

La Biblia es dividida en dos secciones mayores llamadas el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. La palabra "testamento" significa alianza o pacto. Un pacto es un acuerdo. El Antiguo Testamento registra el pacto o acuerdo original de Dios con el hombre. El Nuevo Testamento registra el nuevo pacto hecho por Dios a través de Su Hijo, Jesucristo.

¿Cuál fue el asunto de estos dos acuerdos? Los dos involucraron restaurar al hombre pecador para corregir su relación con Dios. Dios hizo una ley en que el pecado sólo puede perdonarse a través del derramamiento de sangre:

“Pues según la ley casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay perdón” (Hebreos 9:22).

Bajo el acuerdo de Dios en el Antiguo Testamento, los sacrificios de la sangre de los animales eran hechos por el hombre para obtener el perdón de los pecados. Éste era un símbolo del sacrificio de la sangre que Jesucristo proporcionaría bajo el nuevo pacto con Dios. A través del nacimiento, vida, muerte, y resurrección de Jesús, un sacrificio final para el pecado fue hecho:

“Pero estando ya presente Cristo, el sumo sacerdote de los bienes que han venido, por medio del más amplio y perfecto tabernáculo no hecho de manos, es decir, no de esta creación, entró una vez para siempre en el lugar santísimo, logrando así eterna redención, ya no mediante sangre de machos cabríos ni de becerros, sino mediante su propia sangre. Porque si la sangre de machos cabríos y de toros, y la ceniza de la vaquilla rociada sobre los impuros, santifican para la purificación del cuerpo, ¡cuánto más la sangre de Cristo, quien mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará nuestras conciencias de las obras muertas para servir al Dios vivo! Por esta razón, también es mediador del nuevo pacto, para que los que han sido llamados reciban la promesa de la herencia eterna, ya que intervino muerte para redimirlos de las transgresiones bajo el primer pacto” (Hebreos 9:11-15).

Ambos testamentos son la Palabra de Dios y nosotros debemos estudiar los dos para entender el mensaje de Dios. Los vocablos "antiguo" y "nuevo" se usan para distinguir entre el pacto de Dios con el hombre antes y después de la muerte de Jesucristo. Nosotros no menospreciamos el Antiguo Testamento simplemente porque se llama "antiguo."

DIVISIONES ADICIONALES

La Biblia también puede ser dividida en 66 libros. El Antiguo Testamento tiene 39 libros.

El Nuevo Testamento contiene 27 libros. Cada libro es dividido en capítulos y versículos.

Aunque el contenido de cada libro sea la Palabra de Dios, la división en capítulos y versículos fue hecha por el hombre para tornar fácil de localizar los pasajes específicos.
Sería muy difícil de encontrar un pasaje si los libros fuesen todo el un extenso párrafo. Aquí está un diagrama simple que muestra las divisiones básicas de la Biblia:

LA BIBLIA


Antiguo Testamento Nuevo Testamento
39 Libros 27 Libros


LA UNIDAD DE LA BIBLIA

Cuando nosotros hablamos de la unidad de la Biblia, nosotros queremos decir dos cosas:

UNO: LA BIBLIA ESTÁ UNIDA EN CONTENIDO:

Aunque la Biblia fue escrita por muchos escritores durante muchos años, no hay ninguna contradicción en ella. Un autor no contradice ninguno de los otros.

La Biblia incluye la discusión de centenares de asuntos polémicos. (Un asunto polémico es uno que crea opiniones diferentes cuando mencionados). Todavía los escritores de la Biblia hablaron sobre tales asuntos con armonía desde el primero libro de Génesis hasta el último libro de Apocalipsis. Esto fue posible porque ella realmente tuvo sólo uno autor: Dios. Los escritores sólo registraron el mensaje bajo Su dirección e inspiración. Por esta razón, el contenido de la Biblia está unido.

DOS: LA BIBLIA ESTÁ UNIDA EN TEMA:

Algunas personas piensan que la Biblia es una colección de 66 libros separados en asuntos diferentes. Ellos no comprenden que la Biblia está unida por un tema mayor. De inicio al fin, la Biblia revela el propósito especial de Dios que se resume en el libro de Efesios:

“El nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Cristo, a manera de plan para el cumplimiento de los tiempos: que en Cristo sean reunidas bajo una cabeza todas las cosas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra. En él también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad” (Efesios 1:9-11).

La Biblia revela el misterio del plan de Dios que es el tema unificador de la Biblia. Es la revelación de Jesucristo como el Salvador de la humanidad pecadora. Jesús explicó cómo el Antiguo Testamento está centralizado en Él:

“Y les dijo: --Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliesen todas estas cosas que están escritas de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos” (Lucas 24:44).

Con esta introducción, Jesús continuó y...

“Entonces les abrió el entendimiento para que comprendiesen las Escrituras” (Lucas 24:45).

¿Cuál fue la llave que Jesús los dio a entender las Escrituras? El hecho que su tema mayor enfocase en Él:

“Y les dijo: --Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos al tercer día; y que en su nombre se predicase el arrepentimiento y la remisión de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén” (Lucas 24:46-47).

Los Testamentos Antiguo y Nuevo, ambos cuentan la historia de Jesús. El Antiguo Testamento nos prepara para su venida y el Nuevo Testamento dice cómo ella se pasó. Esto une la Biblia en un tema mayor. Las personas que esperaban a Jesús bajo el Antiguo Testamento se salvaron de sus pecados a través de la fe en la promesa de Dios. Cada uno qué mira hacia atrás, para lo que fue cumplido en Jesucristo, se salva de la misma manera: A través de la fe en que se pasó así como Dios prometió.

LA DIVERSIDAD DE LA BIBLIA

Cuando nosotros hablamos de la "diversidad" de la Biblia nosotros queremos decir que la Biblia tiene variedad. La Biblia registra las maneras diferentes en que Dios trató con las personas y las diferentes maneras en que ellas respondieron a Él.

La Biblia fue escrita en atmósferas diferentes. Algunas porciones expresa alegría mientras otras reflejan el sufrimiento. La Biblia incluye maneras diferentes de escribir. Contiene historia, poesía, profecía, cartas, aventura, parábolas, milagros, e historias de amor. Debido a su variedad, la Biblia ha sido dividida adicionalmente en grupos de libros.

LAS DIVISIONES DEL ANTIGUO TESTAMENTO

Los libros del Antiguo Testamento son divididos en cuatro grupos mayores: Ley, Historia, Poesía y Profecía.

LOS LIBROS DE LA LEY:

Hay cinco libros de la Ley. Los nombres de estos libros son:

Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio

Estos libros registran la creación hecha por Dios del hombre y del mundo, y la historia primitiva del hombre. Ellos dicen cómo Dios levantó a la nación de Israel como un pueblo a través de quien Él podría revelarse a las naciones del mundo.

Estos libros registran las leyes de Dios. Las partes más conocidas son los Diez Mandamientos (Éxodo 20:3-17), el mayor de todos los mandamientos (Deuteronomio 6:5), y el segundo grande mandamiento (Levítico 19:18).

Abra su Biblia y localice los libros de Ley en el Antiguo Testamento. Localice los tres textos mencionados en el párrafo precedente y léalos. Éstos son un ejemplo de las leyes de Dios registradas en estos libros.

LOS LIBROS DE HISTORIA:

Hay 12 libros de historia en el Antiguo Testamento. Los nombres de los libros de historia son:

Josué
Jueces
Rut
1 e 2 Samuel
1 e 2 Reyes
1 e 2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Localice estos libros en su Biblia. Ellos se encuentran después de los libros de la Ley. Los libros de historia cobren mil años de la historia del pueblo de Dios, Israel. Naturalmente ellos no dicen todo lo que pasó, pero ellos registran los eventos mayores y muestran ambos los resultados de cumplir y de ignorar la ley de Dios.


LOS LIBROS DE POESÍA:

Hay cinco libros de poesía. Los nombres de los libros de poesía son:

Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantares de Salomón

Estos libros son los libros de adoración del pueblo de Dios, Israel. Ellos aún se usan en el culto por los creyentes de hoy. Vuélvase a Salmo 23 y léalo. Éste es un ejemplo de la bella poesía de la adoración contenida en estos libros.

LOS LIBROS DE PROFECÍA:

Los libros de profecía del Antiguo Testamento son divididos en dos grupos que se llaman los libros de los Profetas Mayores y Menores. Esto no significa que los Profetas Mayores son más importantes que los Profetas Menores. El título simplemente se usa porque los Profetas Mayores son libros más luengos que los Profetas Menores. Hay 17 libros de profecía en el Antiguo Testamento. Los nombres de los libros de profecía son:

Los Profetas mayores:

Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel

Los Profetas menores:

Oseas Nahúm
Joel Habacuc
Amós Sofonías
Abdías Hageo
Jonás Zacarías
Miqueas Malaquías

Estos libros son los mensajes proféticos de Dios a Su pueblo sobre los eventos futuros. Muchas de las profecías ya se han cumplido, pero algunas permanecen a ser cumplidas en el futuro. Encuentre estos libros proféticos en su Biblia. Ellos son los últimos libros en el Antiguo Testamento.

LAS DIVISIONES DEL NUEVO TESTAMENTO

El Nuevo Testamento también ha sido dividido en cuatro grupos: Evangelios, Historia, Cartas, y Profecía.

LOS EVANGELIOS:

Hay cuatro libros en los Evangelios. Los nombres de estos libros son:

Mateo
Marcos
Lucas
Juan

Estos libros registran la vida, muerte, y resurrección de Jesús. Su propósito es llevarlo a creer que Él es el Cristo, el Hijo de Dios. Encuentre los Evangelios en su Biblia y entonces léale Juan 20:31 que declara este propósito.

EL LIBRO DE HISTORIA:

Hay un libro de historia en el Nuevo Testamento, el libro de Hechos. Este libro cuenta cómo la iglesia empezó y cumplió la comisión de Cristo para extender el Evangelio a lo largo del mundo. Localice este libro en su Biblia.

LAS CARTAS:

Hay 21 cartas en el Nuevo Testamento. Los nombres de estas cartas son:

Romanos Tito
1 e 2 Corintios Filemón
Gálatas Hebreos
Efesios Santiago
Filipenses 1 e 2 Pedro
Colosenses 1, 2, e 3 Juan
1 e 2 Tesalonicenses Judas
1 e 2 Timoteo

Las cartas se dirigen a todos los creyentes. Su propósito es guiarlos en la vida y ayudarlos a hacer lo que Jesús ordenó. Romanos 12 es un bueno ejemplo de su enseñanza. Vuélvase a este capítulo en su Biblia y léalo. Las cartas también se llaman a veces de "epístolas" qué significa “cartas”.

LA PROFECÍA:

El Apocalipsis es el único libro de profecía en el Nuevo Testamento. Cuenta sobre la victoria final de Jesús y Su pueblo. Su propósito es animarlo para seguir viviendo como un Cristiano debe vivir hasta el fin de los tiempos. Su mensaje se resume en Apocalipsis 2:10.

Tags: Estudios

Publicado por luismquiros @ 23:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios