Viernes, 16 de abril de 2010

Mat 1:21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,[a] porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

El nombre de Jesús fue dado por el Padre, y anunciado a María por medio del ángel Grabiel. Y su nombre significa salvación. Desde el principio de la creación, Jesús estaba destinado para ser el cordero de Dios que traería redención y libertad de la esclavitud del pecado al mundo. Jesús fue el instrumento, todo estaba escrito de antemano, primero en el pensamiento de Dios, despues en la escritura. Ya en el libro de Génesis, después de la caída del hombre, encontramos la primera referencia al Hijo del Hombre:Gen 3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

Integridad, fidelidad,obediencia, son las cualidades de nuestro Salvador, nacido con un propósito, lo llevo hasta el fin, muriendo en un cruz pagando por los pecados que nunca cometió

Cada uno de nosotros, hemos nacido por voluntad de Dios, estábamos en su pensamiento:Efe 1:4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.


Sal 139:16 Mi embrión vieron tus ojos,
Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas
Que fueron luego formadas,
 Sin faltar una de ellas. 

Dios tiene un propósito muy especial para cada uno de nosotros, y necesitamos volvernos a Dios con todo nuestro corazón para que el plan de Dios sea una realidad. 

Jesús abrió el camino para cada uno de nosotros, y al aceptarlo como nuestro salvador, el plan de Dios para nuestras vidas se pone en marcha. Dejamos el viejo amo Satanás, que reina en los impíos, y entremos al reino de gloria y luz gobernado por Cristo. No permitas que las circunstancias te hagan retroceder. Tenemos una meta que alcanzar y vale la pena, padecer por un poco de tiempo, para alcanzar la gloria destinada para los santos.







Tags: Estudios

Publicado por luismquiros @ 23:45
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios