Lunes, 23 de agosto de 2010

ROMANOS

CAP?TULO 10

Salvaci?n, Tanto Para Jud?os Como Para Gentiles

Introducci?n

El Cap?tulo 9 de Romanos enfatiz? la soberan?a de Dios: Es Dios quien lleva a cabo Su prop?sito (9:11); es Dios quien escoge (9:11); es Dios quien llama (9:11); es Dios quien tiene misericordia y compasi?n (9:15-16); es Dios quien endurece (9:18); es Dios quien prepara los vasos de misericordia para gloria (9:23); es Dios quien ha llamado a jud?os y gentiles en un cuerpo (9:24).

Romanos cap?tulo 10 enfatiza destaca la responsabilidad del hombre: Es el hombre el que debe orar (10:1); es el hombre el que debe sujetarse (10:3); es el hombre el que debe creer (10:4); es el hombre el que debe creer en su coraz?n y confesar con su boca (10:9-10); es el hombre el que debe invocar el nombre del Se?or (10:12-13); es el hombre el que debe o?r y creer el evangelio (10:14-17). Dios es el que salva, pero el hombre el que debe creer (ver Hechos 16:31; 1 Corintios 1:21).

Romanos 10:1 (comparar con 9:1-4)

?Anhelo? significa ?deseo, a?orar? (el verbo significa ?estar complacido?; por lo tanto, Pablo estaba diciendo, ?Estoy anhelando su salvaci?n, y su salvaci?n traer?a mucha alegr?a y regocijo a mi coraz?n?). La palabra ?oraci?n? no es la palabra que se usa com?nmente en el Nuevo Testamento para oraci?n, sino es una palabra que indica un pedido espec?fico en vista de una necesidad. Era una oraci?n espec?fica para una necesidad espec?fica: que ellos fueran salvos. En el futuro, Israel, como naci?n, ser? salva (ver Romanos 11:26). En el presente, Pablo estaba orando para que jud?os individuales creyeran en Cristo y fueran salvos. Pablo mismo era un jud?o que confi? en Cristo para salvaci?n (Hechos cap?tulo 9). Nosotros, tal como Pablo, debemos tener la compasi?n de Cristo por los que est?n perdidos (Mateo 9:36-38).

Hay una ense?anza extrema y err?nea que dice que la soberan?a de Dios contradice la responsabilidad humana. Dice algo como esto: ??Por qu? habr?a de molestarme en orar? Una persona ha sido elegida o no ha sido elegida. Dios la salvar? o no la salvar?. Si Dios ha determinado que esa persona sea salva, entonces ella ser? salva, tanto si yo oro, como si no. As?, ?por qu? habr?a yo de orar?? Pablo oraba. La doctrina de la soberan?a de Dios, si es entendida correctamente, nunca es un obst?culo para la oraci?n. La soberan?a de Dios deber?a ser un gran incentivo y aliciente para la oraci?n. El Dios a quien oramos es el Dios que controla todas las cosas y que hace ?todas las cosas seg?n el designio de Su voluntad? (Efesios 1:11). La oraci?n nos pone a nosotros a tono y en armon?a con la mente y el coraz?n y la voluntad de nuestro Dios soberano, de modo que ?L pueda obrar m?s efectivamente en y por medio de nosotros para llevar a cabo Su prop?sito (Filipenses 2:13).

Cuando una persona es realmente salva, tendr? una preocupaci?n y deseo y carga por la salvaci?n de otros. El ver? a otros como hombres y mujeres perdidos que necesitan desesperadamente a Cristo. El comparte el deseo de su Dios y Salvador (ver 1 Timoteo 2:3-4).

Romanos 10:2

Aqu?, Pablo est? diciendo: ?Yo soy un testigo. Yo se todo acerca de su celo (su af?n, su desvelo), porque yo soy jud?o y yo era igual (ver G?latas 1:14; Filipenses 3:6 celo sin conocimiento; 3:9-10 celo con conocimiento). Un celo que es sin conocimiento es como un jugador de f?tbol que toma la pelota y corre con todas sus fuerzas, pero que corre hacia el lado equivocado. ?Celo de Dios? significa celo por Dios (Dios es el objeto de mi celo). Algunos tienen celo sin conocimiento; otros tienen conocimiento sin celo (una ortodoxia muerta).

En religi?n, el celo es un ardiente deseo de agradar a Dios, de hacer Su voluntad y promover Su gloria en el mundo de toda forma posible. Un hombre celoso es un hombre de una sola cosa. No es suficiente decir que ?l es serio, sincero, intransigente, minucioso, entusiasta, ferviente en esp?ritu. El ve una sola cosa, se preocupa por una sola cosa, vive por una sola cosa, est? embebido de una sola cosa; y esa cosa es agradar a Dios. Tanto si vive o si muere?tanto si est? sano o si est? enfermo?ya sea rico o sea pobre?sea considerado sabio o necio- tanto si es censurado o si es alabado?sea que reciba honores o que sea avergonzado?todo esto no preocupa en absoluto al hombre celoso. El arde por una sola cosa y esa cosa es agradar a Dios y fomentar la gloria de Dios. Si ?l es consumido por este ardor, eso no le preocupa??l est? contento. El siente que ha sido hecho para arder, igual que una l?mpara; y si el ardor lo consume, ?l no ha hecho m?s que cumplir con la tarea que Dios le ha dado. ?J.C. Ryle.

Romanos 10:3

La palabra ?ignorante? se conecta con la frase ?no conforme a ciencia? del v.2. Ellos ignoraban por completo el m?todo de justificaci?n de Dios basado en la gracia y estaban intentando su propio m?todo de justificaci?n basado en las obras/ley/carne. El ?nfasis est? sobre las palabras ?SU PROPIO?. La frase ?procurando? significa ?buscando?. Esta es la elecci?n: ?Deber?a tratar de obtener la justicia por mis propios esfuerzos o por la gracia de Dios? ?Debo establecer mi propia justicia o debo sujetarme a Su justicia? ?Soy YO LLEV?NDOME A DIOS o es CRISTO LLEV?NDOME A DIOS (1 Pedro 3:18)? ?Encuentro la justicia en el Monte Sina? (tratando de guardar la ley) o encuentro la justicia en el Monte Calvario (confiando en el Salvador que fue crucificado por m?)?

Ilustraci?n: Los que buscan establecer su propia justicia cumpliendo la ley son como la gente que trata de nadar de Nueva York a Londres por sus propios esfuerzos. Es imposible. Algunos lo har?n mejor que otros. Algunos incluso podr?n nadar varias millas. Pero todos se ahogar?n y perecer?n en el oc?ano. Nadie lo lograr?. ?Los que ?se sujetan? son como los que sencillamente se suben al barco y dejan que el barco los lleve de Nueva York a Londres. El barco hace todo el trabajo. No son ellos mismos los que se llevan all?, es el barco el que los lleva. Cristo es Aquel que nos lleva a Dios (1 Pedro 3:18; Juan 14:6). Nuestras propias obras y nuestros propios esfuerzos, no importa cu?n diligentes y sinceros seamos, nunca nos llevar?n a Dios (ver Efesios 2:8-9; Tito 3:5).

Romanos 10:4

Cuando vengo a Cristo por salvaci?n, esto pone fin a mi b?squeda de encontrar y obtener justicia por medio de guardar la ley. Toda la justicia que necesito se encuentra en Jesucristo. La ley puede mostrarme mi INJUSTICIA, pero no puede darme justicia: ?pues si por la ley fuese la justicia, entonces por dem?s muri? Cristo? (G?latas 2:21). La justicia de Dios se obtiene en el Monte Calvario, no en el Monte Sina?. Usando nuevamente la ilustraci?n del barco: subir al barco representa la fe en Cristo (?todo aquel que cree?). Todo aquel que ha abordado el barco puede decir: ?Ya no necesito nadar.He encontrado una v?a mejor. Estoy confiando en que este barco me llevar? al lugar que yo nunca podr?a alcanzar nadando. Mis d?as de nataci?n han llegado a su fin, porque ahora estoy en el barco?. ?Mis d?as tratando de obtener justicia por la ley han terminado!

Como Pablo escribi? en otro lugar, ?Y ser hallado en ?L, no teniendo MI PROPIA justicia, que es por la ley, sino la (justicia) que es por la fe de Cristo (aquella fe que tiene a Cristo como objeto), la justicia que es de Dios (literalmente, ?la justicia que viene de Dios?, lo que significa que mi justicia viene de Dios, ?L es la fuente de ella) por la fe? (Filipenses 3:9). Los jud?os incr?dulos estaban bajo la ira de Dios, porque ellos no pod?an vivir conforme a Su ley y no quer?an someterse a Su gracia.

La palabra ?fin? significa ?t?rmino?. El Comentario de Murray al respecto:

N?tese que se ha agregado un requisito: ?a todo aquel que cree?. Este requisito implica que solamente para el creyente, Cristo es el fin de la ley para justicia. [Los incr?dulos, seg?n se ve en el v.3, todav?a est?n muy ocupados siguiendo la ley para justicia, a pesar de que este m?todo nunca funcionar?. La ley no ha terminado para ellos, porque todav?a est?n confiando en ella para su justificaci?n]. Pablo dice que es para todo aquel que cree, que Cristo es el fin de la ley, y toda su declaraci?n es simplemente en el sentido de que todo creyente ha acabado con la ley como m?todo para lograr justicia [el material entre par?ntesis y enfatizado ha sido agregado] ? (Ep?stola a los Romanos).

La ley demanda justicia perfecta la cual yo nunca podr? lograr ni obtener por m? mismo. Cuando recib? al Se?or Jesucristo como a mi Salvador, en Cristo me fue dada toda la justicia que Dios jam?s requerir? de m?. He encontrado lo que necesitaba, no por la ley, sino en Jesucristo. ?L es mi justicia.

Sigue el estudio en este enlace...?

?


Publicado por luismquiros @ 16:21
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios