Martes, 21 de diciembre de 2010

Por Pastora?Sonia de Luna

Este es un tema tan amplio como la misma Biblia, de G?nesis a Apocalipsis, empieza con un matrimonio y termina igual.? Es una relaci?n tan significativa e importante para Dios que El mismo la compara y la muestra como la sombra o figura de la relaci?n de Cristo con su Iglesia.

?Por eso dejar? el hombre a su padre y a su madre, y se unir? a su esposa, y los dos llegar?n a ser un solo cuerpo. Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia. En todo caso, cada uno de vosotros ame tambi?n? a su esposa como a s? mismo, y que la esposa respete a su esposo.?? (Efesios 5:31-33)

As? que compartir? contigo algunos principios fundamentales que te pueden ayudar a abrir las puertas al ?xito para tu matrimonio. Estos principios los obtenemos por supuesto de la Biblia que es el manual de Dios para el comportamiento humano.

Entr?gate ?ntegramente sin esperar nada a cambio.

As? como Cristo se entreg? por nosotros sin esperar nada a cambio. El resultado ser? nuestra propia felicidad, ya que nuestro mayor deseo en el matrimonio ser? hacer feliz a nuestro c?nyuge. Actuando as?, segaremos felicidad tambi?n para nosotros.? Recuerda la ley de la siembra y la cosecha, cuando m?s recibimos en cuando m?s hemos dado.

Act?a con madurez

La madurez en la esfera emocional se le llama GENEROSIDAD.? Los beb?s y los ni?os son ego?stas, un ni?o siempre se quiere salir con la suya, demandan? m?s de lo que dan, es lo natural. El problema es que a veces llegamos al matrimonio con esta actitud inmadura lo cual puede ser desastroso.? La mejor actitud que contribuye al ?xito del matrimonio est? basada en la generosidad.? Una persona madura se casa no por lo que pueda obtener sino por lo que pueda entregar a su pareja.

?Nada hag?is por contienda o por vanagloria;? antes bien con humildad,? estimando cada uno a los dem?s como superiores a ?l mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio,? sino cada cual tambi?n por lo de los otros?. (Filipenses 2:3-4)

Se una mujer sujeta

No hay ninguna organizaci?n que funcione adecuadamente si cuenta con dos cabezas; y lo mismo sucede en el hogar.? Uno de los m?s grandes obst?culos para el ?xito del matrimonio es que hoy en d?a se cree, equivocadamente, que la mujer no debe estar sujeta a su marido. La educaci?n y la psicolog?a modernas le han dado la idea a la mujer que la sumisi?n? es una noci?n anticuada. Pero cuando la sumisi?n abandona el hogar, por la misma puerta sale la felicidad.

Con amor? y? sabidur?a puedes y debes expresar tu opini?n esto es parte tambi?n de ser ?ayuda id?nea?.

La sujeci?n no significa que la mujer no puede expresar su opini?n ?siguiendo la verdad en amor? Efesios 4:15, sino que debe someterse a los deseos de su esposo cuando el toma una decisi?n.

Asimismo vosotras,? mujeres,? estad sujetas a vuestros maridos;? para que tambi?n los que no creen a la palabra,? sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,

Considerando vuestra conducta casta y respetuosa. (1 Pedro 3:1-2)

Una verdadera comunicaci?n

La mayor parte de los problemas conyugales nacen de la incapacidad de dos personas para hablar entre s? el hombre y la mujer maduros reconocen que hay unidad en el amor, pero al mismo tiempo tiene que haber libertad para ambos.? Ninguno deber?a ser absorbido por el otro.? Cada uno debe mantener su personalidad y su identidad debe haber respeto por los derechos y privilegios del c?nyuge. Las parejas que se sienten seguras en el matrimonio pueden ser honestas en todo tipo de sentimiento. El hombre y la mujer que pueden ventilar sus diferencias, despojarse de su hostilidad y luego besarse y hacer las paces, cuentan con una gran probabilidad de envejecer juntos.

Haz del perd?n un h?bito

El perd?n es parte de la vida de todo cristiano y m?s a?n es? dentro del matrimonio. La falta de perd?n trae rencor, tensi?n amargura y no permite que todas las bendiciones se derramen sobre nuestra vida.? El Se?or nos manda a perdonar as? como el nos perdon?.

?Airaos,? pero no pequ?is;? no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.?(Efesios 4:26-27)

Jesucristo est? interesado en todas las ?reas de tu vida. Si vives de acuerdo a su voluntad p?dele que te ayude a utilizar estos consejos en tu matrimonio? y ver?s como tu hogar se ver? ricamente bendecido.

Aprende a depender del Esp?ritu Santo, clama por sabidur?a en todo lo que digas, ama con todo tu coraz?n y haz del perd?n un h?bito en tu matrimonio, Disfruta las cosas peque?as, ama, respeta, y acepta a tu c?nyuge tal y como es.

?Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en pr?ctica es como un hombre prudente que construy? su casa sobre la roca. Vinieron las lluvias, crecieron los r?os, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumb? porque estaba cimentada sobre la roca.? (Mateo 7:24)

Via |Mujer Eres Execpcional


Publicado por luismquiros @ 15:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios