Jueves, 29 de diciembre de 2011
 CONOZCA EL MOVIMIENTO G-12 DETRÁS DE LA CORTINA         
  (Por el Pastor Leo Hernández)     
   
 
                    
      
Introducción

El propósito del estudio es que los creyentes se den cuenta de los peligros que acechan al pueblo de Dios y de las cosas que en nombre de Dios y del Evangelio se están introduciendo en las iglesias por la desidia y la ignorancia de muchos de sus pastores, ancianos u obispos que están ocupados en muchas cosas que no corresponden con su responsabilidad y que como consecuencia de ello, no solamente no tienen el conocimiento para denunciar errores, por lo mucho que ignoran, sino que también han perdido la capacidad de sobre-ver, es decir de ver más allá de lo que hay en muchos movimientos modernos.  También por su falta de valentía al no atreverse a confrontar a hermanos y amigos que han caído presos de estas nuevas enseñanzas que pueden terminar en “nuevas” herejías que causen confusión, desasosiego y división dentro del pueblo de Dios

I- ¿Por qué estudiar estos nuevos movimientos?

La meta de la predicación y el estudio de la Palabra es llevar a la iglesia a la santidad y al servicio, al altar de la consagración y a la mies. De agonizar en parir hijos espirituales, luchar y vencer las obras del diablo, conquistar almas y librar cautivos. Tenemos las armas de milicia más poderosas.

¡Ay de los predicadores y maestros temerosos que buscando sus propios intereses refrenan la espada de la palabra de denunciar el pecado, la maldad y la herejía! En Tito 1:9 Judas 3 la Biblia nos exhorta a ser:“…retenedor de la palabra fiel tal como ha sido enseñada para que también puedan exhortar con sanaenseñanza y convencer a los que contradicen” y “Amados, por el gran deseo que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación , me ha sido necesario escribiros para exhortaros a que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos”.

La palabra “refutar es un término argumentativo, mientras que las palabras que se traducen como“contender ardientemente” era un término técnico de lucha, usado en la Antigua Grecia para dramatizar la intensa lucha que se daba entre dos competidores. No podemos olvidar el hecho histórico de que en ocasiones, el perdedor moría.  Aunque hay que tener sumo cuidado con hacer las cosas con el debido amor, como nos lo señala el Apóstol Pedro en su segunda Epístola, cuando nos habla que la defensa de la fe se debe de hacerse con “mansedumbre” “reverencia” (1 Pedro 3:15), la gran realidad de nuestro tiempo es que hoy en día se es negligente en esta área, por el temor a ser señalado como una persona que no tiene amor, o cayendo presos del argumento de que la discusión de asuntos doctrinales es uno que provoca rencillas entre hermanos y división en el Cuerpo de Cristo. F.F. Bruce, uno de los escolares bíblicos más destacados del pasado siglo enseñaba que “más del 47% del Nuevo Testamento es apologético en su naturaleza, refutando y contendiendo contra los errores del legalismo, las falsas doctrinas, el volver atrás, el pecado y requerimientos no bíblicos para la salvación y progreso en la vida cristiana”. La Palabra nos exhorta a examinarlo todo y retened lo bueno” (I Tes. 5:21). Nos exhorta a ser inquisitivos. Hay una gran diferencia entre el ser creyente y el ser crédulo. El creyente todo lo cuestiona, lo coteja, lo analiza; el crédulo a todo lo dice: Amén. Seamos como los hermanos de la Iglesia en Berea que cuando Pablo y Silas fueron hasta ellos y comenzaron a enseñar, estos hermanos “recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran  así” (Hechos17:11 ).   

Romanos 16:17 – “Más os ruego hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo sino a sus propios vientres y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos”.

Efesios 4:14: “…para que no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error…”.

* I Timoteo 4:16: “Ten cuidado de ti y de la doctrina porque haciendo esto te salvarás a tí mismo y a los que te escuchan”.

I Timoteo 6: 3-5“Si alguno enseña otra cosa y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, discusiones necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia. Apártate de los tales”.

Hechos 20:28-29“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño”.

II  Teología.

Antes de entrar propiamente en la discusión del gobierno de los doce, vale la pena mencionar el hecho de que en la Biblia hay muchas áreas, de lo que se conoce como “teología periferal” en donde se permiten saludables diferencias de opiniones, interpretación, y la mención de asuntos culturales y de opinión personal. No obstante hay otras áreas, de lo que se conoce como “teología central, en donde la Biblia no tolera diferencias de opinión ( Gálatas 1:6-9, la predicación de otro Evangelio).

Areas en donde se toca la “Naturaleza de Dios”, la “Persona y la Obra de Jesucristo”, son áreas centrales de la Escritura. Debido a su importancia no pueden ser tratadas con la misma mente abierta con que se tratan asuntos que caen en la teología periferal. Y aún en esta, donde se permiten diferencias de opinión, aún así hay unos límites. Una de esas áreas es la de la escatología. Usted puede ser un buen cristiano y tener ideas de cuando es el rapto de la iglesia, si es antes, a mediados o después de la gran tribulación, pero aún en este tipo de discusión hay límites. Usted no puede concluir que “Cristo ya vino”, o que el retorno va a ser uno “espiritual” o “dentro de la Iglesia”, porque llegar a extremos como esos podría implicar en caer en falsa doctrina.

III –  Historia.

Fundadores: César Castellanos y Claudia de Castellanos son los fundadores de la Misión Carismática Internacional. Tienen sobre 30,000 células en una sola congregación.  Castellanos tuvo una iglesia que en un año creció de 30 a 120 personas, pero, disconforme con el resultado numérico renunció y se apartó de ella.  Dice el propio Castellanos en uno de sus libros: En 1991, sentimos que se aproximaba un mayor crecimiento, mas algo impedía que el mismo ocurriese en todas las dimensiones. Estando en uno de mis prolongados períodos de oración, pidiendo dirección de Dios para algunas decisiones, clamando por una estrategia que ayudase a la fructificación de las setenta células que teníamos hasta entonces, recibí la extraordinaria revelación del modelo de los doce. Dios me sacó el velo. Fue entonces que tuve claridad del modelo que ahora revoluciona el mundo en cuanto al concepto más eficaz para la multiplicación de la iglesia: los doce. En esta ocasión escuche al Señor diciéndome: Vas a reproducir la visión que te he dado en doce hombres, y estos deben de hacerlo en otros doce, y estos, a su vez, en otros. Cuando Dios me mostró la proyección de crecimiento me maravillé”.

En otra parte de su libro, Castellanos dice: “Sentí mi espíritu desprendiéndose de mi cuerpo. Luché; pero una fuerza invisible manejaba mi alma.  De repente, vino a mi mente la prueba del mes anterior y recordé las palabras “ no es la hora” me apropié de ellas y dije: Señor, no es posible que permitas esta muerte, no es la hora, tu me necesitas en la tierra, dame fuerzas para regresar a mi cuerpo y poder levantarlo en tu nombre”.

Castellanos dice que los sueños son el lenguaje de Dios, pero cabe a todo cristiano el estudiar las Sagradas Escrituras y no dejarse engañar por aquellos que se atribuyen ser los únicos canales de la revelación de Dios. “Yo he oído lo que aquellos profetas dijeron, profetizando mentira en mi nombre, diciendo:  Soñé, soñé”. Jeremías 23:25

En su libro “Sueña y Ganarás el Mundo”, Castellanos afirma que siendo inconverso tiene un encuentro con Dios, resultado de un reto con un ateo, él quiere “purificarse” y tiene una necesidad de un…..un encuentro cara a cara con Jesús”, le dice a Dios que si en verdad existe y es el Dios Todopoderoso lo cambia, lo transforme o que haga lo que El quiera, pero que fuera “¡ahora!”. A los quince minutos, el cuarto se llenó de una luz gloriosa frente a él. Le pidió perdón por sus pecados y comentó: “Ví una mano abierta que penetró mi cabeza y empezó descender hasta la planta de los pies a manera de caricia y, a medida que lo hacía, la carga de mi pecado desaparecía”. Se libera de los vicios de la droga y el alcohol y dice que “cada noche los espíritus demoníacos me inquietaban para que volviera atrás”. La presencia de la “luz gloriosa” al igual que otros actos y llamados y experiencias sobrenaturales son válidos, pero también hay que examinarlos. Eso le pasó al profeta José Smith (iniciador del movimiento Mormón), a Ignacio de Loyola (fundador de la compañía de Jesús o jesuitas) y a Bernardita (pastora que “veía” la “virgen” en Lourdes, Francia), entre otros.

Cuando un grupo o persona afirma que por revelación, visión o cualquier otro tipo de medio “Dios le ha declarado” algo más, en material de fe o conducta a lo que ESCRITO ESTA, se está menospreciando la autoridad de la Biblia y su veracidad. Muchos grupos religiosos, creen en la “revelación progresiva”, que afirma que Dios sigue dando nuevas revelaciones e instrucciones, haciendo insuficiente la Biblia, cuando sabemos que fue divinamente inspirada y cerrado el canon bíblico de tal manera que si alguien agrega o quita algo del contenido de las mismas estará bajo maldición divina (Apocalipsis 22:18-19 citado más adelante y Gálatas 1:8“Pero si aún nosotros, o un angel del cielo, os anuncio un evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema”, o sea, “caiga sobre él, la maldición de Dios”. Aunque creemos y hemos experimentado en nuestras vidas el poder del Espíritu Santo, y somos testigos del poder de Dios y de las cosas maravillosas, milagrosas y extraordinarias que El hace, bien nos viene el tener la Palabra de Dios como nuestra fuente de verdad, por encima de cualquiera manifestación espiritual que hayamos experimentado. El propio Apóstol Pedro, nos dice en su epístola lo siguiente: “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día amanezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones. Pero ante todo entended que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. Hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros que introducirán herejías destructoras y hasta negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán su libertinaje, y por causa de ellos, el camino de la verdad sera blasfemado. Llevados por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya hace tiempo la condenación los amenaza y la perdición los espera” (II Pedro 1:19-21; 2:1-3). Es interesante notar que el Apóstol Pedro antes de hablar de la “palabra profética más segura” hace referencia a su experiencia gloriosa en el Monte de la Transfiguración. Castellanos refiere en su libro que “ … está comprobado que espíritus demoníacos controlan las vidas impidiéndoles desarrollarse como cristianos auténticos” y que  “cuando un creyente no da el fruto que Dios espera, es síntoma de que alguna fuerza adversa está operando en su interior” y menciona que problemas pasados y maldiciones, etc.  “constituyen ataduras que deben ser reprendidas y cortadas de cada vida” y para que la gente hable lenguas hay que romper maldiciones que existan en ellos y echar fuera toda posesión demoníaca en el nombre de Jesús y eso es precisamente lo que se hace en los ENCUENTROS”.

El éxito del ministerio según ellos es que solo se “multiplicará hasta cuando las maldiciones que atan a cada uno de sus miembros sean cortadas. Estas personas parecen ignorar que cuando venimos a Cristo Jesús El borra todas nuestras iniquidades, El es el que perdona todas nuestras ofensas, el acta de decretos que era contraria a nosotros quedó abolida y clavada en la Cruz del Calvario, ese es precisamente el mensaje de la Cruz de Cristo, no otro (Col. 2: 14). En los encuentros se “quitan maldiciones” indistintamente, tanto a cristianos como a no cristianos, haciendo de lado el valor de la sangre de Cristo que llevó ya el pecado de los cristianos.

Claudia, pastora y esposa de Castellanos también tiene sus visiones e interpretaciones cuestionables. En cuanto al bautismo, en un viaje al Jordán refiere que escuchó por primera vez la voz de Dios, diciéndole que la había llevado a esa tierra para comenzar su ministerio, fue bautizada NUEVAMENTE y según ella, Dios“le mostró quién habría de hacerlo: un misionero mexicano que cuando su madre estaba encinta de él, un profeta oró mostrando: “Este niño que va a nacer, tendrá el ministerio de Juan El Bautista”. Recordemos que el ministerio del último de los profetas: (“los profetas fueron hasta Juan” Mateo 11:13) fue señalar a una persona: Jesús de Nazaret, es decir Juan dio testimonio de que Jesús era el Hijo de Dios, el Ungido de Dios, el Mesías esperado. Esto es importantísimo: El Señor Jesucristo mismo nos dijo que si él hubiese dado testimonio de sí mismo su testimonio no sería válido (Juan 5:31).  Cuando las personas comienzan a dar testimonio de sí mismos, hay que examinarlos muy bien. Ella demuestra con su propio testimonio y palabras que su testimonio no es válido, ya que el mismo Señor nos advirtió sobre aquellos que iban a venir en sus propios nombres diciendo que a esos si los recibirían (Juan 5:43b). Hablando la esposa deCastellanos de su experiencia bautismal en el Jordán dice: “… Sentí literalmente en el espíritu que los cielos se abrieron y que Dios envió a su Espíritu Santo”.

¡Hermanos!, ¿Ese relato no les parece familiar a la historia verdadera que conocemos? Tengamos muchísimo cuidado.

IV – Contenido, Fundamentos y Prácticas del grupo El movimiento G-12.

Como se le conoce, se presenta como la gran propuesta para el Nuevo Milenio, pero poco de nuevo tiene este movimiento para-eclesiástico. Lo que más atrae es la facilidad de crecimiento que demuestra, pero, sobre sus prácticas y doctrinas no hay nada novedoso para personas que sean estudiosas de la Palabra y de los hechos históricos en las iglesias a través de los siglos. La mayoría de los participantes desconocen los orígenes del movimiento, y sus propuestas. Fascinados por el impacto emocional y el aparente resultado inmediato, muchos indoctos y personas con muy buena fe, ven en el G-12 la esperanza de alcanzar la unidad de la iglesia y una reforma estructural. Como todo grupo “nuevo” el movimiento de los G-12 señala que cumplir con el mandato de la Gran Comisión, dado por nuestro Señor Jesucristo en Mateo 28: 19-20, que lee: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”Amén.

¿Este verso implica que todas las naciones van a ser discipulazas y traídas al control de un gobierno religioso mundial dirigidos por apóstoles y profetas? No, ese verso implica que Jesús envió a sus discípulos a esparcir el mensaje del Evangelio, y esto iba a tener como resultado el que personas individuales saldrían de todas las naciones, vendrían y se convertirían a Cristo.

La idea que trae el Movimiento del G-12 es que ellos tienen la llave para el evangelismo exitoso y efectivo, y obviamente que la visión les llegó directamente de Dios. ¿Qué implicaciones tiene el que algo venga de Dios y usted se rehúse a recibirlo? Algunas de ellas serían que usted puede encontrarse luchando contra el mismo Dios, que usted está condenado al fracaso y a seguir en unos modelos evangelísticos que son inefectivos, que están bajo el estándar de lo que es correcto.  Cabría preguntar si este era el modelo de siempre de Dios, ¿por qué falló éste en comunicárselo a sus discípulos y a los verdaderos Apóstoles? Los nuevos maestros del G-12 y otros movimientos que están en sintonía con ellos nos contestarán que es porque Dios ahora está haciendo algo “nuevo”, y que un privilegiado grupo de “profetas” de estos últimos tiempos son los encargados de revelar Su Verdad a la Iglesia de este tiempo.  Combine esto con algunas otras de las enseñanzas y se dará cuenta del énfasis de “gobierno de la iglesia” que tienen estos grupos. Muchos de ellos piensan y enseñan que estos nuevos profetas y apóstoles son los que tienen autoridad y que están siendo usados para instituir la verdadera estructura de gobierno de la iglesia en esta generación, y obviamente habrá una nueva cepa y casta de líderes.

¿Pueden cristianos y hermanos de otras denominaciones, que no aceptan, ni entran en el modelo de los G-12, ser unos fracasados porque sólo tienen la Palabra de Dios para regir sus vidas y al Espíritu Santo para que los guíe?

1ero: El Plan.  Al contrario de lo que muchas personas piensan, el movimiento G-12 no es uno evangélicamente serio: no trabaja para el bien común del Evangelio ni viene para sumar con las iglesias ya existentes. Se trata de una organización cuestionable que viene a arrebatar miembros de iglesias ya constituidas con fines declaradamente financieros y de poder. Los promotores de este sistema de evangelismo desean que la visión celular sea aplicada íntegramente en una iglesia, ellos rechazan la posibilidad de que una iglesia utilice solo parte de su plan y deseche lo demás. Es un paquete cerrado que debe de ser aplicado tal como fue diseñado sin la mínima variación del modelo original. Es de esta manera que la visión, según ellos, rendirá sus frutos con efectividad.

Comentario: Viendo el enemigo los deseos y ambiciones de muchas personas que están en las iglesias por sumar números, con lo cual vendría satisfacción personal, orgullo y recursos económicos, trazó el enemigo un plan para cautivar a personas ambiciosas y de poca preparación bíblica. Entre las personas involucradas en el G-12 habrán también cristianos honestos y sinceros, con muy buenas intenciones, pero no podemos olvidar el hecho de que ese es justamente el plan satánico, el extraviar a los que ya son salvos. Cuando usted escuche el argumento del montón de almas cosechadas, mire bien de cerca para ver cual es la proporción de recién llegados de otras iglesias y los ganados afuera de la iglesia, en las calles, trabajos, puntos de drogas, lugares de mucha necesidad en la sociedad.  El programa en si parece muy bueno y cristiano a primera vista pudiendo engañar al más meticuloso examinador. Pero, al analizarlo exhaustivamente no podemos llegar a otra conclusión que no sea, que es una burla y un extravío del verdadero evangelio que hemos conocido.

2do: Método:  Su método se apoya en los pre-encuentros, encuentros y post-encuentros y reencuentros como forma de lavado cerebral. ¿Qué se hacen en estos llamados Pre-encuentro y Encuentros?

Pre-encuentro. Es la etapa de preparación para el Encuentro donde se orienta a la persona sobre temas que serán vistos y ministrados durante el Encuentro. Esto facilita la disposición del nuevo y, por consiguiente, garantiza buenos resultados durante el Encuentro. Esta etapa está configurada por varias conferencias: Seguridad de la Salvación, Conociendo el Poder de la Oración, Descubriendo el poder de las Escrituras y Principios de Liberación.  (Nota: Se supone que una persona tome todas las clases, si no lo hace no puede asistir al Encuentro).   En esta etapa preparan a la persona diciéndole que en el Encuentro recibirá una gran bendición, que debe asistir para tener un encuentro personal, etc., etc.

Luego viene el llamado Encuentro. Es el retiro espiritual al que es llevado todo aquel que ha participado del pre-encuentro. Por espacio de tres días la persona es apartada de su rutina para que reafirme su encuentro personal con Jesucristo.  En este tiempo, el nuevo creyente es ministrado de manera individual en torno a unas áreas básicas:

(a) Seguridad de la salvación: Según ellos es la verdadera conversión porque aquí la persona llora su pecado y tiene un arrepentimiento genuino. Nota: Esto es como decir que un cristiano que van a este tipo de actividad nunca tuvo un encuentro personal con Jesucristo cuando lo hizo la primera vez. 

Luego se toca (b) Sanidad interior: la persona es ministrada para que supere todos los traumas que pudo haber vivido durante la niñez y adolescencia.  Nota:  Esto hay que tomarlo con mucho cuidado, en mi opinión puede llegar a ser muy peligroso. Aún profesionales en la salud tienen mucho cuidado cuando tocan temas delicados en la vida de una persona. En algunas de estas actividades se practica la regresión (no en todas), se tocan temas muy dolorosos y llevan a las personas a vivirlos otra vez.

(c) Liberación: En esta etapa se rompen las maldiciones generacionales que pudieron entrar durante la niñez, o las que se recibieron por pecados cometidos deliberadamente, o por prácticas de ocultismo, etc.Nota: ¿Maldiciones que entraron en la niñez? Esto es una herejía, ningún niño es culpable de los pecados que cometieron sus abuelos, padres, tíos, etc. Lo más extraño es que las personas que van a estas actividades son cristianos que al someterse a esto están lanzando al suelo el sacrificio de Cristo en la cruz.  ¿Habrán leído Gálatas 3: 10-14“Todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición pues escrito está: Maldito sea el que no permanezca en todas las cosas escritas en el libro de la Ley, para cumplirlas. Y que por la Ley nadie se justifica ante Dios es evidente, porque el justo por la fe vivirá. Pero la Ley no procede de la fe, sino que dice: El que haga estas cosas vivirá por ellas. Cristo nos redimió de la maldición de la ley, haciéndose maldición por nosotros (Pues está escrito: Maldito todo aquel que es colgado en un madero), para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzara a los gentiles, a fin de que por la fe recibiéramos la promesa del Espíritu”.

(d) Llenura del Espíritu Santo: Según la doctrina del G-12, todo aquel que adquiere la seguridad de la salvación debe ser lleno del Espíritu Santo porque El pasa a cubrir todo vacío que la persona pudiere tener.

(e) Enseñanza de la visión: el tiempo del Encuentro es uno de los mejores momentos para que los nuevos creyentes empiecen a enamorarse de la visión de la iglesia y decidan comprometerse con ella.

3ro – Visión de los Doce.  G-12 se presenta como una nueva revelación divina, que supervalorizala visión de los doce como solución última para la iglesia de los días actuales. La palabra “nueva”, utilizada ininterrumpidamente por la G-12, carga intenciones malignas con el objetivo de desestabilizar iglesias que ya existen, como si ellos fueran la “última revelación de Dios para el momento”. Peor aún: los líderes de la G-12 dicen que las iglesias que no participen de esta “nueva visión” serán substituidas por otras.

Comentario: Toda revelación de Dios al hombre ya se encuentra registrada en el Antiguo y Nuevo Testamento, no cabiendo añadir nada más. “¡A la ley y al testimonio!” “Si no dicen conforme a esto, es porque no les ha amanecido ( Isaías 8:20 ) y “Yo advierto a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro:  Si alguno añade a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.  Y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro” .(Apocalipsis 22: 18-19).  La racionalización que hay detrás del G-12 es que están siguiendo el patrón establecido por Jesús quien, “trabajo de cerca con 12 hombres de los cuales fue mentor, para que tomarán su lugar en la tierra”.  Siguiendo el modelo de Jesús el apóstol Pablo entrenó a un número de hombres jóvenes (Timoteo) que posteriormente se convirtieron en los grandes líderes de la iglesia del Nuevo Testamento.  A esta técnica de ser mentor le llamamos el principio de los doce”.

Comentario: ¿Jesús fue el mentor de los doce para que ocuparan su lugar en la tierra, o simplemente les abrió su corazón y les enseñó para que compartieran el mensaje de las buenas nuevas con aquellos necesitados de salvación. En cuanto a esto de tomar el lugar de Cristo en la tierra, está bien claro por la Escritura de quien sería el que ocuparía el lugar del Señor cuando este ascendiera. Eso se encuentra enJuan 14: 25-26“Os he dicho estas cosas estando con vosotros.  Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”. El lugar de Cristo en la tierra no lo iba a ocupar ni pastores, ni los apóstoles, ni el papa, ni nadie, sólo el Espíritu Santo.  El que quiera alegar eso está mostrando su agenda: señorío ycontrol.  Se espiritualiza el número doce en la Biblia.  Escuchen esta cita de algunos de estos maestros:“El número doce es el número de gobierno en la Biblia. Jesús estableció su reino y gobierno en la tierra, usando el mismo principio que usó Dios para establecer a Israel en el Antiguo Testamento. De la misma manera que Israel tenía doce tribus, Jesús tenía doce discípulos. Usando este patrón, Jesús nos quiso dejar ver el modelo de como discipular, no sólo nuestras comunidades locales, sino también las naciones del mundo”.

Comentario: Lo anterior hace del plan de salvación y de la misión de Cristo de discipular las naciones, un asunto de gobierno religioso, y no de una relación personal e individual con el Salvador.

Cabe preguntarnos:

  • ¿Jesús vino a gobernar las naciones y a implementar un gobierno de doce y a perpetuar un sistema de discipulado estricto y autoritario?
  • ¿Los llamados apóstoles y profetas van a traer el cielo a la tierra en este tiempo?
  • ¿La intención de Jesús fue el obligar a sus discípulos a embarcarse en una aventura de dominio y poder?

Cuando el Diablo le ofreció a Cristo el dominio sobre el mundo, El lo rechazó.  Su primera visita a la tierra no fue a establecer un reino terrenal, sino a llamar a vidas al arrepentimiento.  Sólo cuando vuelva otra vez es que El va a establecer su reino y su gobierno.


Publicado por luismquiros @ 0:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios