S?bado, 23 de noviembre de 2013

La primera institución que existe en la tierra es el Matrimonio. Dios formo y creo al hombre y a la mujer para que vivieran juntos y formaran una familia. Por eso dice en su palabra que dejara el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne.

Lamentablemente cada día vemos como el índice de divorcio va en aumento.

Vemos familia completamente destruidas, hogares rotos y desequilibrados. Pero esa no es la voluntad de Dios. La voluntad del Señor es bendecir tu hogar, tu familia y tu vida. Pero no puedo pasar por alto decirle que así como tenemos y creemos en un Dios maravilloso que solo desea bendecirnos, pues también tenemos un enemigo que su único propósito es destruir. 
Talvez lo que a continuación le contare le parezca a usted un poco raro o difícil de aceptar, pero aunque quizás amigo lector usted no haya pasado por esta situación que le diré que cientos de personas están pasando por esta situación y le da vergüenza hablar del tema.
A la edad de 13 años escuche el testimonio de una ex-bruja convertida al Señor Jesucristo. Ella decía en su testimonio que los demonios poseían su cuerpo, y que también tenían relaciones sexuales con ella. Aunque ella tenia su esposo, no sentía ningún deseo de estar íntimamente con el. Al escuchar su testimonio quede sin palabra, porque no podía creer lo que mis oídos estaban oyendo. No cabía en mi mente pensar que un demonio pudiera tener relaciones sexuales con una persona. Yo se que hay muchas personas que piensa que eso es imposible. Yo creía que era imposible, hasta que lo viví personalmente, y ahora creo 100% que estas experiencias son reales. 
De este tema casi no se habla, es como si fuera un tabú prohibido hablar de el, y son pocas las personas que se atreverían hablar de este tema. Lamentablemente mientras muchos pasan este tema por alto o simplemente no lo quieren creer; hay cientos de personas, mejor dicho miles de personas que a diario viven esta experiencia, y aun siervos y siervas del Señor, solteros(a) y casados(a) están recibiendo estos ataques, y no saben que hacer con esa situación. 
Es muy fácil que un demonio pueda tener relaciones con una persona que no conozca del Señor. Pero es imposible que pueda tener relaciones, ni poseer a un cristiano lavado con la sangre de Cristo, lleno del Espíritu Santo, lleno de unción y poder de Dios; y viviendo una vida consagrada según la palabra. Un cristiano con estas características tendrá ataques del enemigo y sus demonios, pero si esta revestido con la armadura de Dios, sabrá reprender al enemigo, y a cualquier malicia que quiera tocarle.
El enemigo no respectara si usted es cristiano o no, tampoco respectara si usted es casado o soltero. Su única misión es destruir; y ya ha destruido a muchos matrimonios. Usted se preguntara, si los demonios no pueden tocar ni tener relaciones sexuales con un cristiano, ¿entonces por que hay cristiano que están pasando por esta experiencia?
La repuesta es muy sencilla. Si un cristiano le abre puerta al diablo o a los demonios, ellos van a entrar, y no le pedirán permiso. Por eso la Biblia dice: "No os le deis lugar al diablo". Efesio 4:27.)
Por ejemplo, si a un cristiano le gustan las películas o las revistas pornográficas, tarde o temprano se sentirá atraído por todo lo que tenga que ver con pornografía. Si esa persona no cambia, terminara atado y adicto(a) a la masturbación, y seguirán cadenas de pecados tales como: la lujuria, la lascivia, pasiones desordenadas, fornicación en el corazón, y fantasías sexuales. Todos esos pecados son puertas que se les abren a los demonios para que ellos hagan con usted lo que se le antoje. Por eso es que la Biblia nos aconseja <que debemos cazar las zorras pequeñas> porque si se dejan crecer se convertirán en grande fieras que querrán destruirnos.
La biblia dice: Pero yo os digo que todo el que mire a una mujer para codiciarla ya cometió adulterio con ella en su corazón. Mateo 5:28.
Usted puede fornicar o cometer adulterio en su corazón con el simple hecho de desear a una persona, y peor aun, imaginarse estar con ella íntimamente. A menos que no sea con su pareja. Hay muchas personas soltera que me dicen que están desesperado por tener una pareja y luchan por serle fiel al Señor, pero que llega un momento en su vida en la cual ceden a la tentación de caer en la masturbación y que muchas veces les he difícil dejar de hacerlo.
Muchos se preguntan, ¿Es pecado la masturbación? Si lo es. Cuando una persona se masturba, obligatoriamente tiene que pensar en alguien o tener fantasías con alguien que a usted le guste mucho. Ahí es donde pecamos, porque al desear a una persona que no es nuestra pareja cometemos adulterio, fornicación, codicia, lujurias, lascivias, surgen pasiones desordenadas, y son puertas abiertas que le ceden todo el terreno al enemigo para que el haga lo que quiera con nosotros.
Además la biblia dice que los que practican tales cosas no heredaran el reino de los cielos. Gálatas 5:21.
Cuando una persona que no conoce del Señor comete pecados no siente ninguna reprensión porque no tiene al Espíritu Santo en su vida para redargüirlo. En cambio, un cristiano lavado con la sangre de Cristo, cuando hace algo que no le agrada al Señor ni al Espíritu Santo siente la reprensión dentro de su corazón, siente su Espíritu contristado, lo cual le hace sentir que lo que hizo estuvo mal.
Después que usted cae en la tentación y comete el pecado, usted como cristiano(a) y como ser humano se siente mal con Dios, y con usted mismo, y estoy segura que constantemente le promete a Dios que no lo volverá hacer, porque siente dentro de usted cierta culpabilidad que le hace sentir que lo que hizo no estuvo agradable ante los ojos de Dios. Pero cuando usted menos lo espera, y sin darse cuenta, la tentación y el deseo vuelven a tocar su puerta, y usted vuelve y cede a ella, convirtiendo esa situación en un círculo vicioso, difícil de romper. Recuerde que es difícil de romper, pero no es imposible de hacerlo. Porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Filipense 4:13.
Los ataques del enemigo no solo serán para los solteros, sino también para los casados. He conocido matrimonios que han recibido los ataques de demonios que quieren tener relaciones sexuales con una de las dos parejas. Hombres y mujeres que viven angustiado, porque de noche ven a un personaje, o una sombra que le visita y tienen relaciones sexuales con uno de los dos, que puede ser tanto el hombre como la mujer.
Cuando se trata de un matrimonio surgen muchos conflictos, hasta llegar al punto de una separación o un divorcio. Algunas de las puertas que un matrimonio puede abrirle a los demonios son: falta de perdón, raíz de amarguras, resentimientos, enojo, falta de comunicación, falta de amor. Etc.
La biblia dice: <Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo. Efesio 4:26). La pareja de matrimonio no deben irse a dormir sin ante resolver cualquier problema o desacuerdo que surja entre ellos, porque por ahí es que entra el enemigo, el solo esta esperando que le abran una brecha para entrar.
Cuando una de las dos parejas esta enojada, difícilmente aceptarán tener intimidad, y a veces esos enojos son por largos días. En 1 Corintios 7:16 La biblia dice, que no deben negarse el uno al otro, a menos que no sea por mutuo consentimiento (no por estar enojado o por no tener animo ni deseo de estar con su esposo o su esposa) sino para ocuparse sosegadamente en la oración; y volved a juntarse en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia>.
Yo quiero preguntarle a usted: ¿Tiene usted idea de cuantas parejas de matrimonios cristianos duermen en cama separada? ¿Cuantas parejas duermen uno con la cara para el norte y el otro con la cara hacia el sur? y no precisamente porque ese sea su lado favorito. ¿Cuantas parejas hay que en la iglesia hablan más lengua que el Apóstol Pablo, danzan más que David, predican más que Juan el Bautista, y en su casa no se soportan?
Todas esas actitudes negativas son puertas abiertas para que los demonios entren a su hogar, y también tomen el control de sus sueños. Cuando las parejas se niegan íntimamente el uno con el otro, los demonios pueden atacar a ambos conyugues con pensamientos carnales. Por ejemplo, el hombre comienza a pensar en otra mujer o desea que su esposa pueda tener las cualidades que el ve en otras mujeres, especialmente si es una mujer cristiana. 
También el hombre puede ser atacado con diverso sueños eróticos que pueden ser difíciles de controlar. Cuando menos lo espere, puede soñarse con una mujer que lo visita en sueño, y que tiene relaciones con el. Pero en realidad es un demonio trasformado en mujer que tratará de seducirlo a usted, y si usted no le declara la guerra en el nombre de Jesús y lo resiste, ese demonio podría destruir su matrimonio.
Una de las tentaciones más grande que existe en el mundo es el placer sexual. Por la tentación sexual muchos matrimonios han fracasado terminando en adulterio. Muchas parejas de noviazgo han fracasado por la infidelidad y la fornicación. Y el peligro no esta en la tentación, porque es imposible que no seamos tentados. El peligro esta cuando cedemos a la tentación. Cuando pecamos, Dios nos perdona, y nos restaura, pero perdemos todas las bendiciones que íbamos a recibir, si no hubiésemos cometido ese pecado.
¿Se acuerdan del rey David? David cayó en adulterio, y luego se humillo y Dios lo perdono, pero aunque fue perdonado y restaurado por el Señor, el rey David tuvo que pagar gravemente la consecuencia de su pecado. Dios lo perdonó, pero perdió a su hijo. Dios lo perdonó, pero Después de cometer ese pecado, su reinado se vio gravemente afectado, y no solamente su reinado, sino que su familia se vio destruida.
Dice la biblia:< Porque el mandamiento es lámpara, la enseñanza luz, y camino de vida las reprehensiones de la instrucción, para librarte de la mujer mala, de la lengua suave de la adultera. No codicies su hermosura en tu corazón, ni dejes que te cautive con sus parpados. Porque por causa de una ramera uno es reducido a un pedazo de pan, pero la adultera anda a la caza de la vida preciosa. ¿Puede un hombre poner fuego en su seno sin que arda su ropa? ¿O puede caminar un hombre sobre carbones encendidos sin que se quemen sus pies?
Así es el que se llega a la mujer de su prójimo, cualquiera que la toque no quedara sin castigo. No se desprecia al ladrón si roba para saciarse cuando tiene hambre; más cuando es sorprendido, paga siete veces; tiene que dar todos los bienes de su casa. El que comete adulterio no tiene entendimiento; destruye su alma (también su hogar y su familia) el que lo hace. Herida y vergüenza hallara, y su afrenta no se borrara> Proverbios 6: 23-33 (B.V. de las Américas)
Quejas en el matrimonio
Hay parejas que se quejan de su conyugue, porque uno de los dos ha descuidado su relación conyugal. Hay mujeres que dicen que se acuestan con sus esposos y parecen dos hermanos, porque el no la toca. Y muchas veces cuando deciden estar íntimamente con su pareja, solo se satisfacen ellos, y no toman en cuenta los sentimientos de la mujer. Pero también hay mujeres que no quieren estar íntimamente con sus esposos cuando ellos lo desean. Y esa son puertas abiertas para el enemigo.
La biblia nos habla bien claro y nos dice: « El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y Asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido, ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer>. I Corintios 7:3-5. 
Cuando usted desee estar con su compañero(a) y quiera darle un beso, un abrazo, o simplemente amarle, hágalo. La biblia dice que ese cuerpo es suyo. Ahora, hágalo con amor, con delicadeza, y con consentimiento de su pareja. Nada se puede hacer por la fuerza. Cuando usted este con su pareja déjela satisfecha sexualmente, y que sus caricias las satisfagan en todo tiempo. 
Eso no lo digo yo, sino las escrituras. Dice la biblia: "Sean bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como sierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre ». Proverbios 5:18-19).
La biblia nos dice claramente que <no os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia>.
Si usted como pareja desea apartarse con el Señor en ayuno y oración, ¡eso esta estupendo! Pero usted debe ponerse de acuerdo con su conyugue para que lo apoye y le de su respaldo, y si es posible se una con usted en ese retiro. Porque es de grande bendición cuando los matrimonios pueden orar y ayunar juntos. Pídale al Señor que le dirija, y que le confirme por cuantos días El quiere que ustedes se retiren en ayuno y oración. Dios lo va a guiar, pero no hagan nada por emoción. Por ejemplo, hay personas que dicen: "Me voy a retirar con el Señor 21 días, y que nadie me moleste".
Pero yo le pregunto a usted, ¿se puso de acuerdo usted con su esposa o su esposo? ¿O simplemente le informo para que lo supiera? ¿Le dejo usted suficiente dinero para que ella pueda suplir los gastos del hogar durante su ausencia? ¿Cuando usted va a predicar lejos de su hogar y su esposa o su esposo no puede acompañarle, le llama usted frecuentemente para saber como esta? ¿Le expresa que le ama y que le extraña? ¿Saca usted tiempo para dedicárselo únicamente a su familia? ¿Sabían ustedes que como parejas necesitan su espacio, y también necesitan compartir juntos sin la presencia de nadie más?
No podemos descuidar nuestra relación familiar ni conyugal. La biblia nos manda a someternos unos a otros en el temor del Señor. La mujer casada debe estar sujeta a su propio marido como al Señor. Debemos amar y respectar a nuestros maridos. Consultar con ellos cualquier decisión que deseamos hacer. Ahora, hay muchas mujeres que sufren de abusos físicos, emociónales y sexuales por causa de sus esposos. Sujetarse a los maridos y ser sumisa a ellos no significa que deben permitir que ellos abusen de ustedes. Yo pienso que así como se denuncia a un violador, también se debe denunciar a un abusador. Hay mujeres que han perdido su hogar por no sujetarse a los maridos. Pero hay otras que no solo han perdido su hogar, sino también su dignidad, y su vida, por sujetarse a un marido abusador.
La Biblia <le ordena a los maridos amad a vuestras mujeres y que no sean áspero con ellas>. Colosenses. 3: 19) eso significa que sean cariñosos, amorosos, bondadosos, comprensivos, detallistas, dulce, amables, servicial, etc.
Como esposa, la mujer puede soportar hambre, desnudes, enfermedades, y estar juntos en los buenos momentos y en los malos, pero en ninguna parte de la Biblia dice que debe soportarle abusos. Si usted es una mujer abusada por su marido, no se quede callada, y busque ayuda.
El Señor le ordena a los maridos amar a vuestra mujeres así como Cristo amo a la iglesia, y se entrego a si mismo por ella. Efesio 5:25). ¿Como ama el Señor a la iglesia? ¡La ama tanto que entrego su vida por ella!
Yo se que no solamente hay mujeres abusadas por sus maridos, sino maridos abusados por su esposa. Mujeres que no se sujetan a sus esposos. Lo maltratan y lo tienen como algo insignificante. Mujeres que viven amargadas, llenas de celos y melancolías. Mujeres que descuidan a sus hijos, descuidan a sus esposos, descuidan su hogar, y hasta ellas misma se descuidan en su apariencia. No se preocupan por arreglarse, y verse bien para sus esposos.
Muchos esposo tienen razón al desencantarse de su esposas, y a veces ellos no sienten ni deseo de llegar a su hogar. Y todo eso por que ? porque llegan a la casa, y encuentran todas las cosas tiradas en el piso, en el sofá, los platos sucios, los niños descuidados, la mujer despeinada, olorosa a cebolla, ají, y ajo. No hay un ambiente agradable. No hay paz. Y para colmo, tienen en la pared un letrero bien grande que dice: "Aquí Reina la paz de Cristo."
Yo soy una mujer casada y más adelante compartiré con ustedes el testimonio de como el Señor me dio a mi esposo. Desde que mi esposo y yo nos casamos nunca nos hemos acostados enojados. Nosotros nos propusimos y nos prometimos que cualquier problema que surja entre nosotros, vamos hablar, y a tratar de resolverlo llegando a un acuerdo. Cuando yo deseo hacer algo o ir a un lugar, le consulto a mi esposo, le pido su opinión y cuando necesito ayuda, le pido su ayuda.
Mi esposo también me toma en cuenta en todos sus asuntos. El no hace nada pensando solo en su conveniencia. El primero piensa en mí. Y ese es el verdadero amor. El amor no busca lo suyo, sino el bien de la persona amada, ni hace nada indebido que pueda perjudicar al ser amado. El amor no se irrita. Recuerdo que un día me sentí un poco irritada con mi esposo, pero a los 15 minutos estaba contenta con el. El amor no guarda rencor. Muchas veces nos podemos sentir molesto o enojado, pero no podemos permitir que sea por mucho tiempo. Cualquier cosa que suceda entre las parejas, deben tratar de resolver ese asunto ante de que termine el día. No pueden acostarse enojados. El enojo es una puerta abierta para que el enemigo entre, y siembre cizaña en la mente y en el corazón de ambos.
La Biblia dice que "el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta>. 1 corintios 13: 4-7). ¡Cuidado! Cuando dice que todo lo sufre y todo lo soporta, no se refiere a maltratos físicos, ni abusos emociónales. No confunda el verdadero amor con una obsesión, ni con masoquismos, ni con una fuerte costumbre. Recuerde que el verdadero amor no busca lo suyo, sino el bienestar de la persona amada. 
 Hogares quebrantados producen niños desequilibrados emocionalmente"
Hay hombres y mujeres que vienen de un hogar destruido. Toda su vida vieron a Papá maltratando a Mamá. Vieron un padre o una madre alcohólica, solo escucharon palabras de odio y de rencor. Lamentablemente su vida quedo frustrada, marcada para toda la vida. Crecieron sin el amor de una familia, y sobre todo con una autoestima muy baja para no decir ninguna. 
Las personas que crecen en hogares quebrantados desean tener un hogar, una familia estable donde no se repita la misma historia que a ellos le toco vivir en su infancia, pero lamentablemente cuando por fin tienen el hogar deseado y la familia deseada, se repite en su hogar el mismo patrón, la misma historia que vivieron con sus familiares. Es como una maldición que les persigue. Y aun muchas veces vienen al Señor, y no se despojan de ese pasado, no le entregan esa carga al Señor, y siguen viviendo en la misma condición, haciéndole creer a la gente que todo esta bien, cuando en realidad todo es una falsa. Y es por eso que muchas veces el enemigo hace con ellos lo que se le antoja.
Usted puede echar todas sus cargas en el Señor. Entréguele su pasado, entréguele su hogar y su familia, y déjelo obrar en su vida. La Biblia dice: Echad sobre el Señor tu carga, y El te sustentara (Te ayudara) Salmos 55:22
¡Usted puede cambiar! Lo que necesita es un cambio de actitud positiva. Usted tiene al Señor como su aliado. El es su ayudador. No permita que así como el enemigo destruyo el hogar de sus padres cuando usted vivía con ellos, también le destruya el suyo. Tiene que romper esa maldición, porque de lo contrario pasara de generación tras generación. Usted es un vencedor(a) y los vencedores no se quedan noqueado en el suelo por los golpe que le da la vida. Ellos se levantan y siguen luchando, aprendiendo de sus errores para no volverlos a cometer.
A los maridos les exhorto a que le den ánimos a sus esposas. Díganle palabras bonitas. Exprésenle lo importante que ellas son para ustedes. No esperen que sea demasiado tarde para expresar sus emociones. Aunque su pareja sepa que usted le ama, a ella le gustara oírlo decir de su propia boca. Y mientras más se lo repita, mucho mejor
Dios quiere bendecir su hogar. Bendecir sus vidas Espiritualmente, físicamente, emocionalmente y también financieramente. La Biblia dice: La bendición del Señor es la que enriquece, y El no añade tristeza con ella". Proverbios 10:22

Pequeños detalles, pero con grandes resultados
Perdónenme que hable tanto de mi esposo, pero no puedo pasar por alto dejar de hablar de ese hombre tan maravilloso que Dios me ha dado. El es muy detallista, sabe que me gustan las flores, y siempre o cada vez que puede me sorprende con rosas. Cuando no puede comprar un ramo completo, me trae una rosa, y me siento tan feliz como si me hubiera traído la floristería completa. Y realmente no es tanto por la rosa, sino por el detalle de pensar en mí.
Cuando el desea algo tan simple como que le prepare un café o un te, me lo pide con mucha amabilidad, y sobre todo me pide el favor. Por cada cosas que haga para el, me da las gracias. Me felicita cuando hago algo bien, pero también me corrige y me deja saber cuando hago algo mal. Se preocupa por mis necesidades. Todos los días me deja saber lo mucho que me ama. Por causa de su trabajo, tenemos que estar separado frecuentemente, pero de donde quiera que esta. Me llama todos los días para saber que estoy bien y para dejarme saber lo mucho que me extraña.
Usted pensara: ¡Esta mujer tiene un hombre perfecto! No, mi esposo no es perfecto, al contrario, tiene muchos defectos. Pero yo no me enfoco en sus defectos, sino más bien en sus virtudes. Trato de mantener su autoestima alta. Le expreso lo mucho que lo amo, lo importante que el es para mi, y le digo lo agradecida que estoy del Señor, por tenerlo a el como esposo.
Le hablo de sus cualidades positivas, y con sabiduría e inteligencia le hablo de la negativa, pero se que el la puede cambiar. Así como nosotras las mujeres nos sentimos bien cuando nuestros esposos nos dicen algo agradable, también nuestros esposos se sienten bien cuando le decimos: "Mi amor que linda te queda esa camisa, o ese pantalón, o que bien te ve afeitado." 
Una amiga mía me envío un hermoso pensamiento por e-mail. Una de las frases del pensamiento dice: una mujer fuerte, obtiene un compañero fuerte que incremente su fuerza…mientras que una mujer de fortaleza se convierte en la fuerza que hará invencible a su compañero. (Mujeres piensen en este pensamiento y se lo dejo de tarea).
¿Cuanto tiempo hace que usted no le dice nada bonito a su pareja? Si usted esta esperando un cambio en su relación, no espere que su pareja cambie primero, empiece usted a dar el cambio. Comience usted a dar el primer paso. Pero ya es hora de no permitirle al diablo hacer con su matrimonio lo que a el le de su gana. Pelee la guerra contra el enemigo y no se declare vencido(a).
Si usted no siente el deseo ni el animo de hacer algo para salvar su relación, entonces apóyese en el Señor. El es quién te dice: "no temas porque Yo estoy contigo; no te desaliente, porque Yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, si, te sostendré con la diestra de mi justicia". Isaías 41:10
Usted dirá: ¡Es que mi esposo es tan seco! tiene tan mal carácter que a mi no me da deseo de nada Yo estoy segura que cuando usted conoció a su esposo (a) usted no lo(a) conquisto con ese mal carácter. Empiece trabajando con su pareja por su lado bueno, porque malo completamente, yo se que no es. Si a usted le falta sabiduría, pídasela al Señor y El se la dará.
La Biblia dice: <Si alguno de vosotros esta falto de sabiduría, que la pida a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada> Santiago 1:5. La sabiduría que viene de lo alto es primeramente pura, después pacifica, amable, llena de misericordia y de buenos frutos, sin vacilación, sin hipocresía. Santiago 3:17. ¿Como no desear esa sabiduría que viene del cielo?
¿Es usted una mujer o un hombre sabio y entendido? La mujer sabía y de igual manera el hombre sabio, edifican su casa, más los necios con sus manos la destruyen. La Biblia dice: ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Que muestre por su buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y ambición personal en vuestro corazón, no seáis arrogantes y así mintáis contra la verdad. Esta sabiduría no es la que viene de lo alto, sino que es terrenal, natural, diabólica. Porque donde hay celos y ambición personal, allí hay confusión y toda cosa mala. Santiago 3: 13-16.
Siempre habrá una solución
No dejen que se apague la llama del amor entre ustedes. Que esos celos amargo, ni la ambición personal, ni la arrogancia sean las causas que apaguen el amor que debe haber en ustedes. Hay pareja que sienten que ya no se aman, pero muchas veces eso no significa que de verdad el amor se haya perdido. A veces las heridas que han sido causadas a nuestro corazón hacen que en vez de sentir amor por nuestra pareja, sintamos dolor. Pero si a esas heridas y a ese dolor se le pone la medicinas y los antibióticos adecuado, con el tiempo sanara, y el dolor desaparecerá.
¿Cuales son esas medicinas y esos antibióticos? Se llaman Perdón, arrepentimiento, humildad, dialogo, un cambio de actitud negativa a una actitud positiva, y una nueva oportunidad. Yo se que todos los matrimonios tiene dificultades. No piensen ustedes que mi esposo y yo no hemos tenidos desacuerdo. Claro que si, pero la comunicación es muy importante. Aprendan a escuchar a los demás. Hay personas que no saben escuchar. Creen que solo ellos tienen la razón. Para hablar no es necesario hablar a gritos, no siempre el que habla más alto, es quién tiene la razón.
Una vez me enoje con mi esposo. Dentro de mi misma sabia que yo no tenia la razón, y el Espíritu Santo me redarguía y me decía, pídele perdón. Yo quería hacerlo, pero las palabras no me querían salir. Sentía la garganta cerrada. Abrí mi boca varias veces para decirle: ¡Perdóname mi amor! Pero no podía. ¿Saben por que no podía? Por orgullo de mujer. Pero me di una palmadita en la espalda y me dije a mi misma: "Sandy, te reprendo en el nombre de Jesús". Así que habla y pide perdón. !
Luego le dije a mi esposo: perdóname, se que te hice sentir mal ». Mi esposo humildemente me dijo: perdóname tu a mi » esa actitud de parte de mi esposo, yo le llamo humildad. El reto de la historia no tengo que decírselo, ustedes se lo pueden imaginar. El perdón y el reconocer nuestras faltas, y ¡nuestras fallas, hacen milagros!
No deben dejarse usar por el enemigo, como pareja deben reconocer sus errores, y pedirle al Señor que le de el discernimiento de saber cuando algunos de los dos, se esta dejando usar por el enemigo. No olviden que nuestra lucha no es contra sangre ni carne, sino contra el enemigo y sus huestes de maldad. 
Para que un matrimonio pueda sobrevivir, hay que dejar el orgullo y saber reconocer cuando le fallamos u ofendemos a nuestra pareja. Debemos pedir perdón. Hay parejas que me dicen, si mi esposo me ofendió, el es quién tiene que pedirme perdón, o si mi esposa falto, ella es la que tiene que humillarse. Yo se que el deber de la persona que ofende es pedir perdón, pero si su pareja no quiere hacerlo, acérquese usted, y con mansedumbre hable con su pareja. Para todo hay una solución.
Si usted no quiere humillarse porque piensa que su pareja no se lo merece, entonces hágalo por amor a su Señor Jesucristo, y por el bienestar de usted mismo(a).
Cuiden los detalles pequeños y no descuide a su familia
No descuiden los detalles pequeños. Hay cosas pequeñas que pasan, y como pequeñas, las dejamos pasar por alto. Pero a veces, esas cositas pequeñas que empiezan tan simple como una gota de agua cayendo en una roca, al principio parecen insignificantes, pero con el tiempo esa gota de agua perfora la roca. Así pasa con la relación matrimonial, surgen cosas pequeñas y no tratamos de corregirlas, y al pasar el tiempo es que nos damos cuenta la gravedad de la situación.
Recuerde que en el primer lugar de su vida debe estar Dios. En el segundo lugar, la familia, y en el tercer lugar el ministerio. La iglesia empieza por su casa, y si usted no puede gobernar bien su casa, ni cuidar a su familia, ¿como creerá que podrá gobernar y cuidar de los asuntos del Señor?
Hay personas que han descuidado a su familia, y la excusa que ponen es que lo han tenido que hacer por causa del ministerio. Y muchas veces cuando la relación esta en conflictos o al borde de una separación buscamos culpables. Culpamos al diablo, culpamos a nuestro conyugue, y a veces culpamos al mismo Dios, y realmente los únicos culpables somos nosotros mismo por nuestra concupiscencia y por nuestro propio descuido. Y es ahí donde el enemigo se aprovecha de la situación. 
Es responsabilidad de las dos parejas salvar su familia y salvar su matrimonio. Yo se que muchas mujeres, y muchos hombres ponen todo su empeño, sus deseos, su fuerzas y su sacrificio para salvar su relación matrimonial. Buscan conserjería, leen libros que les ayudan y le aconsejan como salir adelante en su matrimonio. Pero lamentablemente, la otra parte, no tiene ningún interés de salvar la relación. Y solo un milagro del Señor podría hacer que ese matrimonio o esa familia permanezcan unidos como manda su palabra. Para salvar una relación se necesita que las dos parejas estén de acuerdo, y que los dos pongan de su parte.
No me canso de repetir, que el perdón es la llave que abre la puerta para un nuevo comienzo. Se que perdonar no es fácil. Yo tuve que hacerlo muchas veces, aun cuando me parecía imposible por causa del horrendo y devastador dolor que sentía dentro de mí. Pero podemos pedirle al Señor que nos ayude, y que ponga en nosotros un corazón perdonador. Muchas veces se hace difícil perdonar, especialmente cuando las heridas están a flor de piel, pero cuando lo hacemos damos un paso gigante y caminamos hacia adelante para obtener todas las cosas que el Señor quiere darnos.
La falta de perdón nos paraliza, estorban nuestro caminar con Dios, estorban los planes que el Señor tiene con nosotros. Es como cuando están construyendo una casa de block. Si no hay agua para el cemento no podrán pegar los block, y la construcción se paraliza. Si no perdonamos, también paralizaremos la obra de Dios en nuestra vida. No permita que la falta de perdón destruya tu hogar, tu familia, tu vida Espiritual, no permita que el enemigo entre por esa puerta. ¡Ciérrala! No permita que por la falta de perdón estorbe la obra de Dios en tu vida, y limites las cosas que el Señor quiere hacer contigo y los tuyos.
No detenga la obra de Dios en tu vida. No decida ser un perdedor(a). No renuncie a todas las cosas que Dios quiere darte. Todas las pruebas que han llegado a tu vida, y que te han dejado con cicatrices y con mucho dolor, son los examen que el Señor te ha permitido, y que aun te sigue permitiendo para prepararte, y así reciba todas las cosas que el tiene para ti, y para que tu vida sea un ejemplo de bendición para todas aquellas personas que se encuentran sufriendo sin Dios y sin esperanza. 
El enemigo sabe que los propósitos del Señor es bendecirte, para que tu vida sea de testimonio a otras personas, y por eso el hará todo lo posible y aun hasta lo imposible para que tu no obtenga las bendiciones del Señor, ni te mueva a la posición que el quiere llevarte. 
Hay un precio que pagar, pero si Dios que te ha escogido y te ha llamado, es porque El sabe que en ti hay un potencial muy grande, y que si te esfuerza y le obedece, aunque eso te cueste dolor, lagrima soledad, tristeza, humillación, desprecio, burla, etc. tu llegará a la meta y obtendrá la victoria, y te sorprenderá del futuro maravilloso que Dios tenia para ti y los tuyos. 
No deje que el miedo y el temor te paralicen
He mencionados algunos pecados que pueden ser puertas abiertas para que los demonios le ataquen Espiritualmente. Ahora, talvez sus problemas no son ningunas de las cosas que he mencionado: como por ejemplos, los pecados de adulterio, fornicación, ver película pornográficas, la masturbación, o el desear estar con alguien íntimamente que no es su pareja. 
Pero aun así también muchas veces se da el caso de que un demonio intente visitar a un cristiano para seducirlo, pero si el cristiano en vez de reprenderlo se llena de miedo y no hace nada, entonces ese demonio seguirá atacándolo a usted y visitándole hasta que usted decida echar el temor a un lado, y reprenderlo en el nombre de Jesús. También el temor y el miedo son puertas abiertas al enemigo.
Cuando alguien tiene una aparición demoníaca, muchas veces la persona siente que todo su cuerpo se le paraliza, y la lengua la sienten pegada al paladar, pero como le dije antes, los demonios no pueden paralizar su mente y a través de ella, usted puede clamar al Señor y pedirle ayuda. Si usted no conoce mucho de la guerra Espiritual, le aconsejo que busque la dirección de Dios, y de personas que le puedan ayudar en esa área. Vayan a la librería y compren libros que hablen de la guerra Espiritual, y allí también encontraran oraciones de guerras espirituales que pueden ayudarles y fortalecerle.
Cuando el Señor me liberto y empezó a prepararme Espiritualmente, El me dirigió a leer dos libros que fueron: El vino a libertar a los cautivos y preparémonos para la guerra. Poco a poco, el Señor me siguió dirigiendo para comprar los libros de hombre y mujeres de Dios, que conocen muy bien del mundo Espiritual y de como operan los demonios. Pero la clave numero #1 es confiar en Dios, obedecer al Señor, escudriñar su palabra, y orar constantemente.
¿Que deben hacer las parejas?
Las parejas deben orar juntas, deben ungir a su familia, y todas las cosas que haya en su hogar. Traten de resolver cualquier conflicto que surja entre ustedes. Ustedes como cristianos recibirán ataques de Satanás. Pero ese enemigo ha sido vencido. ¿Como es posible que usted siendo un vencedor, se deje vencer por uno que esta derrotado? ¡De ninguna manera permita eso! 
Si usted no ha pasado por ninguna de estas experiencia, déle gracias a Dios, pero el que usted nunca haya vivido la experiencia de ser atacado por un demonio sexualmente o de cualquier otra manera, no significa que estas cosas no sean reales. Hay experiencia que Dios, se la permitirá vivir para que usted pueda entender y ayudar a otras personas. 
Yo conocí una mujer creyente, con una familia preciosa, y un marido que la amaba, y estaba viviendo la experiencia de que un demonio la visitaba, y tenia relaciones sexuales con ella. La hermana en Cristo, no encontró mucha ayuda, porque le daba vergüenza hablar del tema con alguien, además creía que la gente podía pensar que ella estaba loca.Ella cayó en severa depresión y dejo de ir a la iglesia; ella necesitaba ayuda, pero cuando trate de ir a visitarle para hablar con ella y ofrecerle mi ayuda, prefirió irse a otro lugar. Lamentablemente hay personas que le gusta sufrir y hacerse victima del enemigo. Pero no permita usted, que el enemigo quiera usarlo como títere. Usted es un vencedor. Usted es un hijo de Dios. Usted por si solo no puede hacer nada. Pero con Dios todo es posible. El Señor es quién lo ciñe de poder y quién hace perfecto su camino. El Señor es quién adiestra sus manos para la batalla. Salmo.18:32, 34.

volver


Publicado por luismquiros @ 23:00
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios